¡Comparte!

 

Suena el despertador para tus finanzas. Es hora de levantarse y ponerse las pilas.

Las mujeres tenemos más obstáculos que los hombres para lograr asegurar nuestro futuro financiero.  Entre que el salario todavía es menor para las mujeres en los mismos puestos que los hombres y que además algunas decidimos ser madres y eso limita nuestro tiempo de trabajo, se nos complica un poco más que a los hombres forjar nuestro futuro financiero.

 

Checa este video que compartimos en nuestra página de Facebook:

 

Lo malo es que eso no es pretexto porque, además, para nuestra mala suerte, la expectativa de vida de las mujeres en México es mayor en 5 años que la de los hombres.  Las mujeres tenemos una expectativa de vida de 77 años mientras que ellos solo de 72 años.

Es importante recordar que:

 

¿De qué vamos a vivir cuando seamos mayores?

Las estadísticas son horribles cuando nos cuentan cómo viven actualmente mujeres mayores de 60 años.  Siempre dependiendo de alguien más y en algunos casos con grandes carencias.

No se trata de volvernos millonarias en una carrera frenética y desquiciada por conseguir el dinero en sí.

Se trata de poder estar tranquilas económicamente hoy y en nuestro futuro. Que el dinero no sea una preocupación, que no nos estemos comiendo las uñas a ver cómo pagamos las tarjetas y los créditos que hemos pedido.

No queremos llegar al punto en dónde ya no tengamos fuerza para trabajar y no sepamos si tendremos para comer o no.  Viviendo de la caridad de nuestros familiares.

Díganme si no quieren tener suficientes recursos para enfrentar una eventualidad. Un accidente o un problema de salud.  Que el dinero sea un medio para lograr nuestros objetivos no una fuente de estrés constante.

Para ello es fundamental vivir dentro de nuestras posibilidades.  Haciendo real en nuestras vidas la regla de oro: no gastar más de lo que gano. 

El crédito nos da la sensación de ser “millonarias” o de que al menos podemos tener todo lo que se nos antoja. Este es un camino muy peligroso. Ese pensamiento puede mermar nuestra estabilidad financiera en los años venideros.

Mantener una buena salud financiera requiere de disciplina. Aunque no es trabajo duro.

Así como la salud física  requiere de disciplina para estar en forma, fuertes y saludables, comer y dormir adecuadamente. Así la cartera.  Nuestra salud financiera requiere de disciplina, orden, fuerza de voluntad y sentido común, además de un poco de conocimiento para estar sana y en forma.

¿Cuál es la misión financiera que tienes en la vida? 

Desgraciadamente en este tema muchas mujeres van a la deriva. Para donde nos lleve el viento.  No tenemos metas claras.  ¿O sí?  Pues trabajemos en ello.

Lo primero que hay que hacer es un presupuesto.

¿Ya sabes cómo hacerlo?  Puedes empezar con esta plantilla que te regalo para identificar tus necesidades y gastos. Se descarga automáticamente.

Seguiremos trabajando.

Recuerda que:  

Si no sabes por donde empezar te ayudamos.  ¡Contáctanos! Cuida tu dinero.

Hazlo por ti y los tuyos.

¡Recibe toda la información!

Suscríbete a nuestro boletín mensual

Nunca compartiremos, cambiaremos o venderemos tu correo electrónico. Puedes cancelar tu suscripción cuando así decidas.

Despierta a tus finanzas
¡Comparte!
Tagged on:             

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestCheck Our Feed
Abrir la barra de herramientas